Caleseros atados de manos

en ACTUALIDAD

Cozumel.- Marcos Antonio Gutiérrez Pérez, presidente de la Asociación de Cabalgantes de la Isla de Cozumel y concesionario de una de las calesas de la ínsula, manifestó su inconformidad ante la suspensión de las calizas como forma de economía en la “isla de las golondrinas”, además de manifestar que únicamente queda esperar a que actúen los diputados.
“En la ley dice que el 25 de este mes las calesas dejan de circular, nosotros mostramos nuestra inconformidad y el Congreso iba a retomar ese tema, desafortunadamente vino el tema del coronavirus y el Congreso se mantuvo cerrado, estamos a la espera, seguimos manteniendo a los animales en forma y sacando a hacer sus ejercicios normales, ahorita no podemos hacer, había la propuesta de tenerlo eléctrico o motorizado, el chiste era ya no contar con el caballo, pero seguimos al espera”, dijo Marcos Gutiérrez.
Detalla el líder de los Cabalgantes en la ínsula, que ha tenido pláticas con el diputado perteneciente a ese distrito, Carlos Hernández Blanco quien afirman, se encuentra a favor de la gente que se dedica a las calesas.
“Esperamos que las autoridades nos echen la mano y llegar a buenos términos de acuerdos al respecto; el caballo por naturaleza tiene que recorrer aproximadamente 8 kilómetros, estar en las calesas es prácticamente un juego, con nosotros no hay maltrato animal, los caballos están al 100 % y en buenas condiciones, vitaminados, desparasitados, llevamos un control sobre su salud, vivo de esto y se mi trabajo”, concluyó.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*