Denuncian a Costamed Cozumel por negligencia que provocó la muerte de una bebé

in COZUMEL

Cozumel.- Un ciudadano culpa a la clínica Costamed de la muerte de su hija recién nacida, luego que dejaran horas esperando a su esposa. El hospital argumenta que la menor nació muerta, pero él afirma que la vio con vida. Además, denuncia que no le quieren mostrar los expedientes. Critica la poca calidad humana del personal de la clínica y exige justicia para su hija fallecida.
El quejoso llevó a su esposa parturienta el pasado viernes, pero en lugar de ingresarla a quirófano, la tuvieron en la sala de espera. Finalmente la ingresan a las 8:30 horas, cuando ya estaba dando a luz. El bebé nació a las 9 y lo declaran muerto a las 9:45, aunque luego cambiaron el relato y aseguran que nació sin vida. El pediatra nunca llegó y se niegan a darle el expediente médico al desconsolado padre.
“Estoy aquí por una negligencia médica que tuve yo el día viernes, 17 de mayo en el nacimiento de mi hija -hoy en memoria- Sofía; nos hemos presentado para solicitar la información referente al historial clínico, que en su momento no me entregaron; lo único para poder sacar a mi hija fue aceptar un acta de nacimiento para darle sepultura; el procedimiento fue negligente por todos los médicos”, señaló en entrevista José Pulido Zavala, padre de la menor fallecida.
El hombre relató que su esposa arribó a la clínica Costamed a las 8 de mañana, ya con dolores por contracciones severas.
“El procedimiento, tanto de recepción, como de enfermería, como de jefe de enfermeros, del médico residente y de su propia ginecóloga fue de apatía; dejando simplemente a mi esposa en una cama de urgencias; y luego vivir un proceso de una carnicería; y por eso los he citado a los medios aquí”, detalló.
Lamenta que no pueda vivir su duelo en silencio, pues tiene que exigir explicaciones al personal de Costamed, que no hizo su trabajo.
Dice que había citado al doctor Ricardo Segovia, presidente de Costamed para hablar con él, pero este lo ignoró y prefirió estar más pendiente de los preparativos del Congreso de Turismo Médico que inicia mañana en la isla y del cual el galeno es anfitrión.
“Entiendo que es una batalla de poderes y de fuerzas; simplemente digo que se va a hacer justicia en nombre de mi hija y llegaremos a las últimas instancias penales”, sentenció.

“MI HIJA NACIÓ VIVA”
“No se pueden llamar médicos; simplemente dicen que la culpa la tiene uno; lo que existe en evidencias de las cámaras del hospital hablan por sí solas; el embarazo de mi esposa llegó en tiempo; rogamos hora y media para que nos atendieran; cinco minutos antes de que mi esposa empezara la expulsión tenían en la sala de urgencia solo a un médico y enfermero; su paquete incluía atención de calidad y a mi hija viva, pero me la llevé muerta”, remarcó.
Cree que, como no son turistas ni provienen de un crucero y eran simples ciudadanos fue que los ignoraron y les dieron este pésimo trato en Costamed, incluso tomándolos rehenes en exigencia de su dinero, pese a la negligencia cometida.
“Y me negaron la salida del hospital hasta que lo pagara; tuve que ponerme en una posición de mucha dureza parta sacar a mi hija en un ataúd; me sacaron por donde sale la basura, porque había mamás en gestación, es lamentable; tantas inauguraciones y tanta innovación y calidad y simplemente no hay calidad humana, pero sí cinismo y frialdad; me dicen que ya venía muerta y no; yo escuche los latidos, yo vi moverse a mi hija”, afirmó con vehemencia el afligido padre.
Además, reitera, él la vio nacer, y solo él, dado que no había ningún médico atendiendo a su esposa.
“Pero eso sí, después se activaron los protocolos: 24 médicos en el área de choque atendiendo a mi hija ¿qué le iban a salvar? y a mi esposa la dejaron ahí al lado, desangrándose; y hasta 21 minutos después se acordaron de ella”, reclamó.
Pide al doctor Ricardo Segovia, presidente de Costamed y del cluster de turismo médico de Cozumel, que haga lo que la ley marca, que no obstruya ningún procedimiento legal hacia los médicos correspondientes, que se ponga en sus zapatos, los de alguien que ya enterró a su hija. Y por el recuerdo de ella hará justicia, aunque sea un camino largo, pero se dice preparado.
“Hoy era para que saliera feliz con mi hija en brazos; pero hoy la vida me marca un final y un inicio; agradezco a todos los medios por estar aquí y más adelante compartiré más información de cómo se lleve el proceso; el doctor creo que tiene una hija y sé que no le hubiera gustado vivir lo que yo viví; pido a los médicos que sean profesionales, Nuestras vidas lo valen y no es por lo que paguemos”, concluyó Pulido Zavala.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from COZUMEL

Go to Top